Saltar al contenido

Descubre los secretos del impresionante Palacio Real de Madrid

¿Te vienes a visitar el Palacio Real más grande de Europa Occidental? Sí, como lees. El Palacio Real de Madrid es más grande que el de Buckingham o el de Versalles. ¿Cómo te quedas? Seguro que ahora tienes todavía más ganas de visitarlo y aquí te vamos a contar cómo puedes hacerlo y qué hacer en él.

Eso sí, aquí no viven los Reyes de España. Los actuales, queremos decir. Porque aquí sí han vivido desde Carlos III hasta Alfonso XIII pero cuando volvió la democracia a España, el rey Juan Carlos I decidió ir a vivir al Palacio de la Zarzuela, lugar de residencia que continuó su hijo, el rey actual Felipe VI.

Y un consejo, si visitas el Palacio Real de Madrid, es completamente imprescindible rodearlo visitando todos sus jardines. No te arrepentirás. Pero bueno, no te entretenemos más y te contamos cómo visitar el palacio, algo que hemos hecho varias veces.

Qué ver en el Palacio Real DE MADRID

Qué ver en el Exterior del Palacio Real

Lo primero que te va a sorprender cuando llegas al Palacio Real de Madrid es que puede admirarse desde todas las perspectivas, porque a diferencia de otros palacios reales europeos todas las fachadas son accesibles, unas desde la calle y otras desde los jardines.

Lo que nosotros hacemos siempre cuando vamos al Palacio Real es acercarnos desde la Plaza de España, dejando a un lado los Jardines de Sabatini porque así admiramos la fachada norte, la que consideramos que es la más bonita. Así que, hazlo tú también. Y si llegas desde la Plaza de Oriente, gira a la derecha cuando llegues a la fachada este y vete hasta donde te decimos. Te encantará.

Más tarde, podrás conocer la fachada oeste, la dejamos para el final y ya descubrirás por qué. Pero ahora nos dirigiremos hasta la fachada sur, que es por donde se accede al palacio, de no ser que hagas una visita de grupo porque en ese caso lo harías por la entrada lateral de al lado de la Plaza de Oriente.

Ahora que ya te hemos contado lo que solemos hacer nosotros, vamos a entrar en el palacio. ¿Estás con nervios? No nos extraña. Nosotros según escribimos esto también estamos deseando ir.

¡Se nos olvidaba! Si es un miércoles de octubre a julio y son las 11 de la mañana, puedes disfrutar del cambio de guardia que se celebra en el Palacio Real de Madrid. No es tan conocido como el de Londres, pero es un acto muy curioso.

Qué visitar en el Interior del Palacio Real de Madrid

Ahora sí, vamos a entrar. Las colas suelen ser grandes, pero si llevas la entrada ya comprada tardarás menos en entrar. Bueno, y si haces esta visita guiada al Palacio Real, mucho mejor porque evitarás las colas y encima te lo contarán todo. Mejor que nosotros incluso.

Antes de entrar en el Palacio Real o tras tu visita te recomendamos ir hasta el Mirador de la Cornisa, situado entre el Palacio Real y la Catedral de la Almudena y deleitarte con las vistas que desde allí se tienen tanto de la Casa de Campo como del oeste de Madrid y la Sierra.

Por fin ya estamos dentro para visitar una a una sus casi 3.000 habitaciones. ¡Qué no! Que visitables son unas 50, suficientes para hacerte una idea de cómo es el resto del edificio. Los puntos de interés que vamos visitando siguiente el recorrido diseñado son los siguientes.

Las estancias imprescindibles

  • La escalera principal. Menuda carta de presentación tiene el Palacio Real. ¿Y por cuál de los dos subir? Pues por la que quieras porque te llevan al mismo sitio. Son dos escaleras gemelas que parten de un nivel inferior al que se llega por una única escalera que se divide justo en el lugar desde donde una estatua de Carlos III recibe a todos los visitantes.
  • El Salón de Alabarderos. Es la primera sala que encontrarás tras subir las escaleras. Se creó como salón de baile pero Carlos III quiso que allí se instalaran los alabarderos de la Guardia Real. Y ese sigue siendo su uso cuando hay un recepción oficial. Aquí quien te recibe es una pintura de la familia de Juan Carlos I.
  • Salón de Columnas. Desde el anterior pasas a este otro salón donde llamarán tu atención los tapices belgas que alberga y las columnas que dan nombre a la estancia. Una gran parte de la historia de España se ha escrito aquí, como por ejemplo, la adhesión de nuestro país a la Comunidad Económica Europea (para nuestros lectores más jóvenes, así se llamaba la Unión Europea antes).
  • El Salón del Trono. Si estamos en un palacio real, no podía faltar un trono. Y el salón en el que se encuentra es espectacular gracias sobre todo a su bóveda, con unas pinturas increíbles. Pero también por la historia que atesoran sus paredes ya que aquí se han recibido tradicionalmente a las visitas y además era donde se instalaban las capillas ardientes de los monarcas españoles antes de ir hacia El Escorial.
  • Las estancias de Carlos III. ¿Creías que ya lo habías visto todo? Pues nada que no te queda. Continúa caminando siguiente el itinerario y llegarás a una serie de estancias que formaban parte de la vida privada de Carlos III como son la saleta, la antecámara, la cámara y el dormitorio del «mejor alcalde de Madrid».
  • El Comedor de Gala. ¿Qué hacen los reyes después de recibir a sus visitas y el tradicional besamanos? Pues hacer un banquete de los que no se olvidan. Y eso se hacía en el Comedor de Gala, una de las estancias más grandes del Palacio Real al que llegarás tras atravesar la Saleta Amarilla (imagina por qué se llama así). Verás la mesa decorada con la mejor vajilla y cubertería para que te hagas una idea de cómo son esos banquetes a los que suceden un baile.
  • La Real Capilla. La monarquía española siempre ha estado muy ligada a la religión por lo que en el Palacio Real de Madrid no podía faltar una iglesia, un elemento que encontrarás en muchos palacios reales de Europa. Aquí no debes perderte el órgano ni tampoco dejar de visitar el Cancel, el lugar desde donde seguían la misa los reyes.

Otras estancias que visitar en el Palacio Real de Madrid

Estas son las salas más importantes pero hay muchas más, todas muy bonitas e impresionantes. No podemos describirte todas aquí por lo que lo mejor es que hagas como nosotros y visites el Palacio Real. Te hacemos un adelanto de las salas que deberás perder de vista: el Salón de Gasparini, el Salón de los Espejos, la Saleta de Porcelana o la Real Cocina.

Tras finalizar el recorrido por las estancias del Palacio Real y antes de volver al Patio de Armas, podrás visitar un museo muy especial que se encuentra en el interior del palacio, la Real Armería, una de las joyas del patrimonio artístico de España con armas tanto ofensivas como defensivas de un periodo que va del siglo XVI al XIX. Teniendo en cuenta que España fue una potencia militar en siglos pasados te puedes imaginar la grandiosidad de lo que vas a encontrar.

Con la inauguración de la Galería de las Colecciones Reales, parte de los objetos que aquí había se han trasladado allí

Información práctica para visitar el Palacio Real de Madrid

Cómo llegar

  • Metro: Ópera (L2, L5 y R) y Plaza de España (L2, L3 y L6).
  • Autobús: 3, 25, 39, 46, 62, 75, 138, 148, C1 y C2.
  • Cercanías: Sol y Príncipe Pío

Tarifas

  • General, 14€.
  • Menores 16 años y mayores 65 años, 7€.
  • Estudiantes hasta 25 años, 7€.
  • Menores 4 años, gratis.
  • Desempleados, discapacitados y familias numerosas, gratis.

Se puede visitar de manera gratuita de lunes a jueves desde las 16h.

Horarios

  • Octubre – Marzo
    • Lunes – Sábado: 10h-18h
    • Domingos y festivos: 10h-16h
  • Abril – Septiembre
    • Lunes – Sábado: 10h-19h
    • Domingos y festivos: 10h-18h
  • El acceso es hasta una hora antes del cierre.

Puedes encontrar más información en la página oficial del Palacio Real de Madrid.

LugaresMadrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *